Papel

Las obras en papel tienen para mí un doble valor: por una parte, son un soporte muy interesante sobre el que se puede experimentar con mucha libertad y, por la otra, son también obras con entidad propia, que van mucho más allá de ser un simple apunte para obras que se realizarán en soportes más duraderos.